Consejos para prevenir el ictus

diciembre 19, 2023

Un ictus se produce cuando se interrumpe el flujo sanguíneo al cerebro, causando daños temporales o permanentes a las células cerebrales. La recuperación es posible, pero la persona puede experimentar discapacidades o, en el peor de los casos, la muerte.

Los accidentes cerebrovasculares son una de las principales causas de muerte y discapacidad a largo plazo en Estados Unidos, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos. De hecho, 1 de cada 4 adultos sufrirá un ictus a lo largo de su vida. Pueden ocurrirle a cualquiera y a cualquier edad, pero los mayores de 55 años son especialmente susceptibles. Sin embargo, hay ciertos cambios en el estilo de vida que puede hacer para reducir el riesgo de sufrir un ictus.

Siga estos consejos para prevenir los accidentes cerebrovasculares:

1. Control de la tensión arterial

La hipertensión arterial, uno de los principales factores de riesgo de ictus, viene indicada por una cifra sistólica igual o superior a 130 y una diastólica igual o superior a 80. Si vigila y mantiene una tensión arterial saludable (inferior a 120/80 mm Hg), puede reducir significativamente el riesgo de ictus. Además de hablar con su médico sobre sus opciones, puede ayudar a mejorar su tensión arterial manteniendo un peso saludable mediante la dieta y el ejercicio.

2. Adoptar una dieta equilibrada

Una dieta equilibrada, rica en frutas, verduras, cereales integrales y baja en grasas saturadas, tiene muchas ventajas para el bienestar general, entre ellas la reducción del riesgo de sufrir un ictus. Recomendada por muchos médicos, la dieta mediterránea se ha relacionado con un menor riesgo de ictus debido a su énfasis en las grasas saludables y los alimentos de origen vegetal.

3. Actividad física regular

Otro aspecto importante de la prevención del ictus es realizar suficiente actividad física. Intente realizar 2,5 horas semanales de ejercicio moderado, como caminar a paso ligero o nadar. Las modificaciones incluyen caminar vigorosamente en el lugar. Hable con su médico antes de iniciar una nueva rutina de ejercicios para asegurarse de que es adecuada para usted.

4. Dejar de fumar y limitar el consumo de alcohol

El consumo excesivo de alcohol puede desencadenar fibrilación auricular, que es un tipo de latido cardíaco irregular que puede aumentar las probabilidades de sufrir un ictus. El tabaquismo y el tabaquismo pasivo también son factores de riesgo de ictus, ya que interfieren en el funcionamiento de los sistemas cardíaco y vascular.

5. Gestión de enfermedades crónicas

Ciertas afecciones como las cardiopatías, la diabetes y la anemia falciforme pueden aumentar las probabilidades de sufrir un ictus. El tratamiento adecuado de estas afecciones mediante medicación y cambios en el estilo de vida es esencial para la prevención del ictus. Asegúrese de seguir el plan de tratamiento proporcionado por su médico.

Signos de ictus

Recibir tratamiento para un ictus en menos de 60 minutos puede reducir la discapacidad. Por lo tanto, reconocer los signos de un ictus es crucial para obtener ayuda lo antes posible. Según la American Stroke Association, puede utilizar el acrónimo F.A.S.T. para recordar lo que debe buscar:

  • F = Cara caída – ¿Un lado de la cara está caído o entumecido? Pide a la persona que sonría. ¿La sonrisa de la persona es irregular?
  • A = Debilidad en los brazos – ¿Un brazo está débil o entumecido? Pida a la persona que levante ambos brazos. ¿Un brazo se desvía hacia abajo?
  • S = Dificultad en el habla – ¿Habla arrastrando las palabras?
  • T = Hora de llamar al 911 – El ictus es una emergencia. Cada minuto cuenta. Llame al 911 inmediatamente. Anote el momento en que aparece por primera vez cualquiera de los síntomas.

Otros síntomas comunes de un ictus son la aparición repentina de:

  • Confusión
  • Entumecimiento
  • Dolor de cabeza intenso
  • Problemas de visión en uno o ambos ojos
  • Dificultad para caminar o pérdida de equilibrio

Si usted o un ser querido empiezan a experimentar estos síntomas, llame al 911 inmediatamente.

Si realiza cambios importantes en su estilo de vida y reconoce los signos de un ictus, puede reducir el riesgo y mejorar sus posibilidades de sobrevivir y recuperarse.

Search

Stay Connected

Subscribe to get more great articles and tips delivered to your inbox.

Ir al contenido