Cómo afecta la dieta a la salud del corazón

Febrero es el Mes Americano del Corazón, un momento para concienciar sobre la importancia de mantener un corazón sano. Las cardiopatías, responsables de una de cada cinco muertes en Estados Unidos según datos de los CDC, afectan de forma desproporcionada a los adultos mayores de 65 años.

Aunque las estadísticas pueden parecer desalentadoras, la buena noticia es que la salud del corazón puede mejorarse con la dieta. Lo que comes y bebes puede tener un impacto significativo en la presión arterial, los niveles de colesterol y la función cardiovascular.

En esta entrada del blog exploraremos cómo afecta la nutrición a la salud de nuestro corazón y cómo puede modificar su dieta para favorecer el bienestar cardíaco.

El papel de la nutrición en la salud cardiaca

Adoptar una dieta de alimentos cardiosaludables puede ayudar a prevenir o atenuar afecciones como la hipertensión y la aterosclerosis, que pueden dañar el corazón. Según la Asociación Americana del Corazón, una salud cardiovascular óptima está asociada a la observancia de una dieta rica en estos nutrientes:

  • La fibra ayuda al organismo a regular los niveles de colesterol en sangre y a mejorar la tensión arterial. Las frutas, las verduras y los cereales integrales son fuentes saludables de fibra. Puede mejorar aún más sus niveles de colesterol consumiendo fuentes de proteínas magras como aves sin piel, alubias, lentejas, tofu y productos lácteos bajos en grasa.
  • Los ácidos grasos omega-3 ayudan al organismo a regular la inflamación, reducir los niveles de triglicéridos (que pueden aumentar el riesgo de cardiopatías en niveles elevados) y mantener el ritmo cardiaco. Incluya aceite de oliva, aguacates, pescado, frutos secos y semillas para obtener más ácidos grasos omega-3 como parte habitual de su dieta.
  • Los antioxidantes ayudan a proteger las arterias del estrés oxidativo y el endurecimiento. Los alimentos ricos en antioxid antes son las bayas, los cítricos, las verduras de hoja verde y el té verde.

Por supuesto, seguir una dieta “inteligente para el corazón” es algo más que comer los alimentos adecuados. También requiere limitar los alimentos que pueden ser perjudiciales para la salud del corazón, como:

  • Grasas saturadas y trans: Presentes en las carnes rojas, así como en los alimentos procesados y fritos, estas grasas pueden elevar los niveles de colesterol en sangre y aumentar el riesgo de enfermedades cardiacas.
  • Hidratos de carbono refinados: El pan blanco, la bollería y las bebidas azucaradas contribuyen a la inflamación y a unos niveles de azúcar en sangre poco saludables, lo que puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiacas.
  • Exceso de sodio: Limite los alimentos que superen los 400 mg de sodio, incluidos los platos principales congelados, los productos enlatados, los alimentos procesados y la sal de mesa añadida, para mantener la tensión arterial bajo control.

Consejos para una dieta cardiosaludable

Cambiar los hábitos alimentarios puede suponer un reto, pero también puede ser gratificante y beneficioso para la salud del corazón y el bienestar general. Empieza por incorporar estos sencillos consejos a tu rutina diaria. Recuerda que los pequeños cambios suman.

  • Lea las etiquetas de los alimentos para evitar los que tienen un alto contenido en sodio, azúcares añadidos, grasas saturadas y grasas trans. Busque la marca Heart-Check de la Asociación Americana del Corazón en los alimentos cardiosaludables.
  • Cambia los alimentos fritos por opciones al horno o a la plancha.
  • Elija versiones bajas en grasa de los productos lácteos (por ejemplo, tome leche desnatada en lugar de leche entera).
  • Pica fruta, verdura y frutos secos en lugar de golosinas azucaradas.
  • Sustituye el arroz blanco por quinoa, cebada o farro.

Cómo encontrar lo que le funciona

La dieta es uno de los factores más importantes que afectan directamente a la salud. Puesto que las necesidades y preferencias nutricionales de cada persona son diferentes, recomendamos hablar con un dietista o profesional sanitario para obtener recomendaciones personalizadas para una salud cardiaca óptima. Con la orientación adecuada y el compromiso de alimentar sabiamente tu cuerpo, puedes cuidar de tu corazón para tener un futuro vibrante y más sano.

Search

Stay Connected

Subscribe to get more great articles and tips delivered to your inbox.

Ir al contenido