Beneficios para la salud de las personas mayores

Caminar suele considerarse una de las mejores formas de ejercicio, especialmente para las personas mayores. Desde el control del peso hasta la prevención de enfermedades, caminar ofrece una amplia gama de beneficios para la salud. Además, es una actividad de bajo impacto que no sobrecarga las articulaciones, por lo que es ideal para quienes son más propensos a las lesiones.

He aquí algunos de los principales beneficios para la salud de caminar que hacen que merezca la pena hacer un esfuerzo adicional.

Mantener un peso saludable

Según la Clínica Cleveland, un programa rutinario de caminatas junto con una dieta sana puede ayudar a perder peso. Caminar a diario acelera el metabolismo, quema más calorías y ayuda a prevenir la pérdida de masa muscular. No te preocupes si los números de la báscula no cambian inmediatamente. En su lugar, presta atención a cómo te sientes y a cómo te sienta la ropa. Tras unas 12 semanas caminando 30 minutos al día, es posible que empiece a notar que la ropa le queda más holgada, ya que caminar ayuda a reducir la grasa y mejora la respuesta del organismo a la insulina.

Mejora de la salud cardiaca

Caminar aumenta la frecuencia cardiaca, lo que mejora el flujo sanguíneo y puede reducir la tensión arterial. De hecho, por cada 1.000 pasos diarios, un estudio descubrió que caminar reducía la presión arterial sistólica de los participantes en 0,45 puntos. Para dar más pasos, camina por tu casa mientras hablas por teléfono o da un paso cuando tengas que esperar algo.

Prevenir o tratar problemas de salud

Otro beneficio para la salud de caminar es la reducción del riesgo de padecer ciertas afecciones. Caminar puede reducir potencialmente el riesgo de desarrollar obesidad, apnea del sueño, enfermedad por reflujo gastroesofágico, trastorno depresivo mayor, diabetes e hipertensión. Incluso puede ayudar a prolongar su vida. ¿Cuánto hay que caminar para obtener beneficios? Once minutos diarios pueden bastar para reducir hasta un 25% el riesgo de muerte prematura.

Huesos y músculos más fuertes

Aproximadamente 10 millones de personas de 50 años o más padecen osteoporosis, que puede provocar que los huesos se vuelvan quebradizos y se rompan. Caminar puede ayudar a detener la pérdida de masa ósea en las personas con osteoporosis, según la Arthritis Foundation. Los paseos frecuentes también pueden contribuir a la tonificación y el crecimiento muscular. Para mayor beneficio, bombea los brazos mientras caminas. Este movimiento adicional aumentará la amplitud de movimiento y desplazará la presión y el peso de las articulaciones a los músculos.

Disminución del estrés y la ansiedad

¿Se siente abrumado? Dé un paseo al aire libre. Se ha demostrado que caminar reduce la hormona del estrés, el cortisol, y ayuda a combatir la ansiedad y la depresión. Cuando caminas, tu cuerpo libera endorfinas, que mejoran tu estado de ánimo, según la Clínica Cleveland.

Caminar con regularidad puede mejorar significativamente la calidad de vida de las personas mayores, lo que la convierte en una herramienta sencilla pero poderosa en su arsenal de salud. Únase a un club de senderismo, planifique un paseo diario con un ser querido o llévese a un amigo peludo para disfrutar de cada paso.

Search

Stay Connected

Subscribe to get more great articles and tips delivered to your inbox.

Ir al contenido