Superar la diferencia de edad: implicar a los nietos en el cuidado familiar

mayo 22, 2023

Según una encuesta de la AARP, cerca del 71% de las personas mayores afirman que prefieren permanecer en sus hogares y comunidades el mayor tiempo posible. La situación de cada persona es diferente, pero para muchas familias, cumplir este deseo de “envejecer en casa” puede significar vivir en un hogar multigeneracional. Y aunque una situación así puede generar mucha alegría y fuertes lazos familiares, no está exenta de dificultades. Ser cuidador de un padre anciano puede ser un trabajo duro. Cuando se combina con la crianza de los propios hijos, es inevitable que haya periodos que resulten estresantes o abrumadores.

Afortunadamente, si sus hijos son lo bastante mayores, tiene una oportunidad única de beneficiar a todos los miembros de la familia. Con la ayuda de sus hijos, puede delegar en ellos algunas de las tareas de cuidado, lo que le liberará tiempo y energía para ocuparse de otras responsabilidades, o le ayudará a recargar las pilas para ser un mejor cuidador en general y evitar el agotamiento.

Ayudar en el cuidado de los demás también beneficia a los hijos. Adquirirán importantes habilidades para la vida como cocinar, limpiar y técnicas básicas de cuidado. Además, desarrollarán la empatía y la compasión, y apreciarán los retos del envejecimiento. La experiencia como cuidador también puede proporcionar un sentido de propósito y realización a sus hijos, ya que contribuyen a la familia de una manera significativa.

Entonces, ¿cómo puedes hacer que tus hijos participen en los cuidados básicos? He aquí algunas sugerencias:

Conducir (lo mejor para los adolescentes)

Los adolescentes que tienen carné y un coche a su disposición pueden prestar una ayuda inestimable como conductores. Aunque puede ser necesaria la presencia de un adulto para las citas médicas, los adolescentes pueden liberar a sus padres llevando a sus abuelos a otras salidas, como ir de compras o a la peluquería. Ayudar como conductor no sólo permite a los adolescentes adquirir más experiencia al volante, sino que también les proporciona más tiempo de intimidad con sus mayores.

Ayudar con la tecnología (lo mejor para adolescentes y jóvenes)

Muchos adultos mayores tienen dificultades con la tecnología, pero es probable que sus hijos no tengan problemas para navegar por el mundo digital. Pídeles que te ayuden a configurar asistentes digitales, smartphones u otros dispositivos para tus padres mayores. A continuación, pueden ayudar a sus abuelos a aprender a utilizar estos dispositivos para estar conectados con familiares y amigos, acceder al entretenimiento y buscar información. Si los abuelos saben utilizar su tecnología, los botones pequeños o los temblores de la mano pueden seguir siendo un obstáculo para ellos. Si es así, los nietos pueden ayudar con tareas como establecer recordatorios en el calendario, hacer llamadas o leer y responder mensajes de texto.

Cocina y preparación de comidas (mejor para adolescentes)

Cocinar es una valiosa habilidad para la vida, y tus hijos pueden aprender mucho (y ayudar mucho) preparando recetas sencillas para sus abuelos, como espaguetis, huevos revueltos, arroz y sándwiches. Si los abuelos pueden preparar sus propias comidas pero tienen dificultades para moverse por la cocina, los nietos pueden ayudarles con tareas de preparación como lavar y cortar los productos, fregar los platos o la encimera, y reunir el equipo o los ingredientes necesarios para que la comida esté lista para llevar.

Tareas domésticas (mejor para adolescentes y jóvenes)

Las tareas domésticas son un hecho de la vida, pero también pueden ser una oportunidad para enseñar responsabilidad y disciplina. Asigna a tus hijos tareas adecuadas a su edad, como limpiar, lavar la ropa o trabajar en el jardín. Esto no sólo puede ayudar a su ser querido anciano con las tareas domésticas básicas, sino que también enseñará a sus hijos el valor del trabajo duro y la importancia de contribuir a la familia. Si es necesario, también puede ayudar a liberarte a ti mismo o a otro cuidador adulto para tareas de cuidado largas, complicadas o íntimas que no son apropiadas para ayudantes más jóvenes.

Compañía (lo mejor para todas las edades)

Muchos mayores luchan contra la soledad y el aislamiento, sobre todo si ya no pueden salir de casa o participar en sus actividades habituales. Los nietos pueden proporcionar una valiosa compañía pasando tiempo con sus abuelos, entablando conversación y participando en actividades como jugar o hacer rompecabezas juntos.

 

Aunque sus hijos le ayuden, el cuidado de un padre anciano puede resultar más difícil con el tiempo. Es importante que tú y tus hijos os toméis descansos de vez en cuando para refrescaros y reponer fuerzas, de modo que podáis proporcionar a vuestro ser querido los mejores cuidados posibles. Si su ser querido requiere un nivel de asistencia de hogar de ancianos, puede obtener cuidados de relevo y otros tipos de asistencia a través de los Centros PACE de Florida.

PACE proporciona atención médica coordinada, servicios de apoyo al cuidador y compromiso social. Todos los servicios se prestan en el centro de salud diurno para adultos más cercano o a domicilio (en función de las necesidades). El centro es como un consultorio médico y un salón social a la vez. Se sirven comidas y tentempiés, se realizan actividades recreativas con otros participantes de PACE y se proporciona transporte de ida y vuelta. Para obtener más información sobre el programa e inscribirse, visite floridaPACEcenters.org.

Search

Stay Connected

Suscríbase para recibir más artículos y consejos en su bandeja de entrada.

Ir al contenido