La relación entre la pérdida de audición y la demencia

abril 3, 2023

La pérdida de audición es un problema muy común entre las personas mayores. De hecho, alrededor del 30% de los estadounidenses de entre 65 y 74 años padecen pérdida de audición. Esa cifra aumenta hasta casi el 50% en el caso de los mayores de 75 años. Como indican estas estadísticas, la pérdida de audición es una parte normal del envejecimiento. Por desgracia, también puede ser una señal de alarma. Numerosas investigaciones demuestran que la pérdida de audición moderada y grave puede aumentar considerablemente el riesgo de padecer demencia:

  • Un estudio publicado en JAMA descubrió que los participantes de 70 años o más con pérdida de audición de moderada a grave tenían un 17% de probabilidades de desarrollar demencia, en comparación con el 9% entre los que tenían una pérdida de audición leve y el 6% entre los que no tenían pérdida de audición.
  • Un estudio del Centro Cochlear de Audición y Salud Pública Johns Hopkins realizó un seguimiento de 639 adultos durante casi 12 años. Se descubrió que la pérdida de audición leve duplicaba el riesgo de demencia, la pérdida de audición moderada triplicaba el riesgo y la pérdida de audición severa quintuplicaba el riesgo de demencia.
  • Otro estudio publicado en JAMA descubrió una relación entre la disminución de la audición y la disminución de la cognición entre las personas con pérdida de audición subclínica (es decir, no lo suficientemente grave como para presentar síntomas perceptibles).
  • Un informe de la revista Lancet de 2020 calculó que la pérdida de audición duplica aproximadamente el riesgo de demencia, similar al aumento del riesgo causado por una lesión cerebral traumática.
  • Investigadores del Trinity College de Dublín, revisaron y analizaron los resultados de 36 estudios diferentes que examinaban la relación entre la pérdida de audición y el deterioro cognitivo. Descubrieron que la pérdida de audición relacionada con la edad tenía una relación pequeña pero significativa con el desarrollo de demencia.

¿Qué tiene la pérdida de audición que aumenta el riesgo de demencia?

Basándose en esta investigación, se calcula que hasta el 8% de los casos de demencia están causados de algún modo por la pérdida de audición. No hay consenso sobre por qué ocurre esto exactamente, pero los investigadores tienen algunas teorías.

Una de ellas es que la pérdida de audición provoca cambios en la estructura cerebral, lo que aumenta directamente el riesgo de deterioro cognitivo. También existe la posibilidad de que la pérdida de audición haga trabajar más al cerebro, desviando recursos importantes de otras áreas como el pensamiento y la memoria para comprender y procesar plenamente los sonidos.

Otra teoría es que la pérdida de audición puede hacer que las personas sientan más dificultades para conectar y comunicarse con los demás. Como resultado, socializan menos y no salen tanto. Esta reducción del compromiso social y de la estimulación intelectual puede provocar deterioro cognitivo y demencia.

Reducir el riesgo de demencia

Es importante recordar que no todos los casos de pérdida de audición desembocan en demencia. Y lo que es mejor: hay pruebas sólidas de que tratar la pérdida de audición puede reducir el riesgo de demencia.

Un metaanálisis de 31 estudios descubrió que las personas que utilizaban dispositivos de restauración auditiva (como audífonos) tenían un menor riesgo de deterioro cognitivo a largo plazo en comparación con las personas con pérdida de audición no corregida. Por otra parte, un gran estudio observacional descubrió que los audífonos parecían retrasar la aparición del deterioro cognitivo y la demencia.

Si nota problemas de audición en usted o en un ser querido, hable con su médico y solicite una evaluación audiológica para reducir cuanto antes el riesgo de complicaciones. Y no lo olvide: ahora puede adquirir audífonos sin receta, así que cuide su audición y su salud cognitiva.

Search

Stay Connected

Subscribe to get more great articles and tips delivered to your inbox.

Ir al contenido