¿Es el cuidado de la memoria adecuado para su ser querido?

junio 29, 2022

Según la Alzheimer’s Association, la enfermedad de Alzheimer afecta hoy a más de 6 millones de personas. La aparición del deterioro neurocognitivo en los adultos mayores suele ser un proceso gradual. Aunque a menudo los familiares pueden ocuparse de sus seres queridos en las primeras fases, esto puede resultar difícil (y, en algunos casos, insostenible) a medida que la enfermedad avanza y la persona se vuelve más dependiente. Aunque es un tema difícil de tratar, trasladar a su ser querido a una comunidad de cuidados para la memoria es una forma no sólo de proporcionarle con una atención de alta calidad que evoluciona con sus necesidades.pero también proporcionarles una un estilo de vida satisfactorio que puede tener un efecto positivo en la progresión del deterioro neurocognitivo.

Cuándo el cuidado de la memoria puede ser una buena opción

El cuidado de la memoria ofrece un nivel de atención similar al que se encontraría en una residencia asistida. Sin embargo, las adaptaciones incluyen servicios de atención adicionales, programas de actividades de apoyo a la cognición, personal especialmente formado y un entorno más seguro, todo ello diseñado para fomentar la sensación de independencia y mejorar la calidad de vida de las personas mayores con síntomas de demencia. A continuación se enumeran algunos de los signos que indican que los cuidados para la memoria pueden ser adecuados para su ser querido.

Cambios de comportamiento

Si su ser querido muestra síntomas de demencia o cambios significativos en su comportamiento y personalidad, puede que sea el momento de someterlo a una evaluación profesional para detectar un deterioro cognitivo y empezar a planificar los cuidados de la memoria.

Cuestiones de seguridad

El cuidado de la memoria también debe considerarse cuando la seguridad de su ser querido se convierte en una preocupación de cualquier manera. Por ejemplo, si corren riesgo de caerse en casa, deambular o perderse, olvidarse de tomar la medicación (o tomar accidentalmente dosis adicionales), o si tienen dificultades para realizar actividades cotidianas necesarias para llevar una vida sana y segura, como:

  • Sacar la basura
  • Tirar los alimentos caducados
  • Lavar la ropa y los platos
  • Apagar la estufa, la plancha de la ropa u otros aparatos peligrosos
  • Cerrar las puertas

Necesidades de relevo

En 2021, 11,3 millones de cuidadores familiares de personas con demencia proporcionaron unos 16.000 millones de horas de ayuda no remunerada. Eso supone una media de 27,1 horas de cuidados por cuidador y semana.

Cuidar es una tarea exigente. En muchos casos, los familiares pueden verse obligados a sacrificar su economía, e incluso su bienestar, para cuidar a un ser querido con demencia. La elección de inscribir a su ser querido en una comunidad de atención a la memoria puede darle la tranquilidad de saber que está recibiendo la supervisión, la atención profesional y el compromiso social que necesita para su seguridad y felicidad.

 

Incluso si sabe que su ser querido se encuentra en las primeras fases de la demencia, la decisión de trasladarlo a un centro de cuidados para la memoria puede resultar difícil. Si tiene alguna pregunta sobre las opciones de atención de su ser querido, póngase en contacto con Cypen Towers en Miami Jewish Health y estaremos encantados de responder a sus preguntas.

 

Search

Stay Connected

Subscribe to get more great articles and tips delivered to your inbox.

Ir al contenido